Nuevas Tecnologías Aplicadas a la Educación

El término NTAE, se refiere a aquellas TIC (Tecnologías de la Información y la Comunicación) aplicadas a la educación que tienen carácter innovador. La diferencia con las TIC empleadas habitualmente, es que estas tecnologías nuevas deben ser definidas previamente y suponen un punto importante de cara al progreso y mejora de la docencia del siglo XXI.

Concretando, una Nueva Tecnología Aplicada a la Educación debe tener, como su mismo nombre indica, un componente innovador, con lo cual estamos hablando de algo que no se esté realizando en la educación actual y, además, buscar solucionar alguna cuestión relevante. En este sentido, podemos ver las diversas variables que afectan a las mismas respecto a su aplicación en la educación actual:

Variables evolutivas: referente a la propia capacidad de formación de la comunidad, especialmente del docente y familiares. Cuando la evolución tecnológica de los individuos alcanza su potencial, puede expresarse este tipo de nuevas tecnologías.

Variables fisiológicas: íntimamente ligadas con la edad y el nivel de alfabetismo digital, ya que para poder establecer una Nueva Tecnología Aplicada a la Educación, se expresará con mayor o menor dificultad si la persona es de una u otra generación que ha estado, o no, en contacto con estas nuevas innovaciones. Por eso son los jóvenes docentes los que deben tener la voz cantante para esta implementación.

Variables culturales: puesto que la cultura es la base de nuestra sociedad y comunicación, el tipo de cultura, sea de la forma que fuera, y el propio nivel de la misma determina la facilidad para la aplicación de estas Nuevas Tecnologías Aplicadas a la Educación.

Variables relacionadas con el desarrollo socioeconómico: evidentemente, el nivel adquisitivo de las personas pero, especialmente, de las instituciones son un factor primordial para poder implementar algunas de estas nuevas técnicas.

Variables relacionadas con la situación de los sistemas educativos: finalmente, la propia legislación en estos temas resulta importante. Generalmente nos solemos quedar con estos dos últimos puntos; no hay dinero y el sistema no ayuda. Obviando esta realidad, el resto de variables también son primordiales de cara a poder integrar nuevas tecnologías de la educación y en este sentido, el factor más decisivo es precisamente el último. Encontrarnos con un marco legal y contractual que nos permita desarrollar estas actividades.

Por tanto, la aplicación de estas nuevas tecnologías TIC requiere de una serie de factores. No todos se cumplen en la actualidad, mientras que otros van apareciendo de manera gradual. Creemos que es importante tener en cuenta la propia definición de TIC, donde estas realidades son necesarias para un correcto aprendizaje de las actividades del día a día dentro de la era de las comunicaciones en la que estamos inmersos. El planteamiento de integrar nuevas referencias TIC al proceso, es la evolución natural del sistema, como si de una mutación genética se tratase.

Pondremos un ejemplo. El docente puede utilizar procesadores de texto como Word o de imagen para generar presentaciones como Power Point. Esto se consideraría emplear TIC, sin embargo, plantear nuevas maneras de llegar al alumnado, motivarlo y hacerle partícipe de esta adquisición de competencias digitales. En este segundo caso, no debiera ser el profesor el que se queda en la «Edad de Piedra» de la informática utilizando solamente este tipo de recursos, sino que, también, tendría apostar por nuevas formas de llegar al alumnado. Algunos de estos recursos los puedes encontrar en nuestro apartado correspondiente.

Fuente:

https://uogestiondelaprendizaje.files.wordpress.com/2015/03/5-libro-nuevas-tecnologc3adas-aplicadas-a-la-educacic3b3n-julio-cabero.pdf

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *